¿Qué sabes sobre Irlanda? Curiosidades sobre la isla Esmeralda

Irlanda es una tierra anciana llena de rincones con encanto y salpicada de tabernas dignas de habitar: por las gentes que las regentan y el ambiente y las sesiones de música que se improvisan y por todo lo que allí se genera. Ése es en parte el espíritu de Irlanda. Todo puede pasar, si hay buen ánimo… ¡y vaya si lo hay!

Parte de ese espíritu se ha exportado con la difusión de los Irish Pub a lugares como España. Ahora aquí hay tabernas que acogen eventos deportivos y música en directo y a todo quien se quiera adentrar en el pub y un poquito también en la cultura irlandesa. Pero aún hay recovecos del carácter Irish que están sin iluminar, como si de la esquina del fondo del pub se tratara, a la cual la luz que entra por la puerta nunca llegara a dar y quedara reservada sólo para los clientes más añejos del lugar. Por eso aquí vienen este conjunto de curiosidades sobre Irlanda y sus locos irlandeses, para aportar un poquito de luz a la cultura irlandesa y que así los recién llegados a ella, sean españoles o suecos, tengan un poco más claro qué pueden encontrarse cuando cruzan el umbral del Wild Rover una noche de sábado…

Vamos con las curiosidades, pues. A Irlanda se la conoce también como Isla Esmeralda (Emerald Isle), en honor al poema que William Drenan escribió en 1795 y tituló “When Erin First Rose”. El fragmento que más nos interesa decía así:

Alas! for poor Erin that some are still seen,

Who would dye the grass red from their hatred to green;

Yet, oh! when you’re up, and they’re down, let them live,

Then yield them that mercy which they would not give.

Arm of Erin, be strong! but be gentle as brave;

And uplifted to strike, be still ready to save;

Let no feeling of vengeance presume to defile

The cause of, or men of, the Emerald Isle.

Dentro de este verdor fulgurante y apasionante de Irlanda por el que es mundialmente famosa, destaca un nombre: Phoenix. Y, curiosamente, está en Dublín. Se trata del parque Phoenix, una extensión de dieciséis quilómetros de flora que lo convierten en el mayor parque de toda Europa.

Otro dato que no es demasiado conocido es la existencia de un idioma irlandés. Y existe también un alfabeto propiamente irlandés. Este alfabeto consta de dieciocho letras, entre las que no están j, k, q, v, w, x, y, z. No se trata de la lengua inglesa hablada con acento irlandés sino de una lengua aparte.

Irlanda es tierra de música. Los sonidos Irish pueden tomar cualquier rincón de cualquier fiesta en el momento más inesperado, eso es algo conocido. Lo que quizás no és tan popular es que la música tradicional irlandesa cuenta con sus propios instrumentos made in Emerald: el bodhrán, el fiddle, el tin whistle o la gaita. ¿Y a qué se parecería cada uno? Bien, pues el bodhrán es una especie de tambor pequeño, el fiddle se asemeja a un violín, el tin whistle es un silbato, mientras que la gaita es únic como ella sola.

Y yendo a los placeres más terrenales… ¿conoces el delicioso estofado irlandés? Es una de las comidas más típicas de Irlanda y consiste nada más y nada menos que en un guiso hecho a base de carne de cordero, cebollas, patatas y un poco de perejil.

Si te ha abierto el apetito sólo tienes que acercarte a la taberna irlandesa que te quede más cerca y ya sabes… sólo con la convivencia llega uno realmente a conocer a sus vecinos. Así que te auguramos una larga estancia en el Wild Rover entre cervezas, música, más cerveza y manjares de la isla Esmeralda. Y no te preocupes, ¡todo sea por la cultura!  

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.